Coanalgésicos


Los analgésicos concomitantes o coanalgésicos se desarrollaron originalmente para tratar trastornos médicos diferentes al dolor, aunque posteriormente se descubrió que tenían propiedades para el alivio del dolor.
 

  • Se utilizan para aumentar la eficacia analgésica de los analgésicos
     
  • Tratar los síntomas concurrentes que intensifican el dolor
     
  • proporcionar analgesia independiente para tipos específicos de dolor como el dolor neuropático.
     

Las principales clases de coanalgésicos son
 

  • Anticonvulsionantes (por ej., gabapentina, pregabalina)


    Los anticonvulsionantes inhiben la excitación neuronal y estabilizan las membranas de las células nerviosas mediante el bloqueo de los canales iónicos en el SNC.


    Gabapentina se une a una subunidad de los canales de calcio voltaje-dependientes de la membrana presináptica. Esta unión reduce la liberación de transmisores presinápticos, y como consecuencia, produce un efecto analgésico.


    Pregabalina proporciona su acción analgésica interaccionando con canales de calcio tipo N especiales, lo que tiene como resultado la liberación de neurotransmisores.


    En cuanto al tratamiento del dolor, la principal indicación para los anticonvulsionantes es el dolor neuropático(por ej., neuralgia de trigémino, neuralgias postherpéticas y otras neuralgias).

  • Antidepresivos

    • ATC (por ej., amitriptilina)

    Antidepresivos tricíclicos: ATC


    Los ATC inhiben la recaptación neuronal de noradrenalina o de serotonina a nivel de la hendidura sináptica.

    El aumento de la concentración de transmisores resultante afecta a las estructuras suprarraquídeas del procesamiento del dolor. Además, el aumento de las concentraciones de noradrenalina y serotonina intensifica la vía de inhibición del dolor descendente. De esta forma, los ATC proporcionan analgesia. Las indicaciones para el uso de ATC en el tratamiento del dolor incluyen dolor neuropático, síndrome del dolor regional complejo (SDRC) o cefalea tensional.

 

  • ISRNS (por ej., duloxetina)

    Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y noradrenalina: ISRNS

    Los ISRNS inhiben de forma selectiva la recaptación neuronal de noradrenalina y serotonina a nivel de la hendidura sináptica.

    El aumento de la concentración de transmisores resultante afecta a las estructuras suprarraquídeas del procesamiento del dolor. Además, el aumento de las concentraciones de noradrenalina y serotonina intensifica la vía de inhibición del dolor descendente. Los ISRNS como venlafaxina y duloxetina son más seguros de usar que los ATC y son una opción mejor en pacientes con enfermedad cardíaca. Los ISRNS no tienen una afinidad especial por los receptores adrenérgicos, colinérgicos e histaminérgicos (inhibidores selectivos), y por lo tanto, no provocan los correspondientes efectos secundarios.

 

  • Ansiolíticos (por ej., diazepam)
     
  • Neurolépticos (por ej., haloperidol)
     
  • Corticosteroides (por ej., prednisolona)