Según la patogénesis – Dolor nociceptivo, neuropático, inflamatorio


Independientemente de su ubicación, duración, frecuencia e intensidad del dolor, debe hacerse todo lo posible para determinar su etiología. Preferiblemente, el tratamiento de la causa subyacente del dolor puede permitir la cura definitiva. La clasificación etiológica alertará al médico si es mejor el tratamiento causal o sintomático o, con más frecuencia, si es necesaria una combinación de ambos1.

El dolor causado por la presencia de un estímulo doloroso en los nociceptores se denomina dolor nociceptivo. El dolor nociceptivo en su forma aguda normalmente tiene una función biológica importante ya que advierte al organismo de un peligro inminente y le informa del daño o lesión tisular.

El dolor iniciado o causado por una lesión o disfunción primaria en el sistema nervioso se denomina dolor neuropático. El dolor neuropático se produce como consecuencia del daño en las fibras nerviosas, surgiendo el impulso de dolor de las propias estructuras neuronales, en lugar de las terminaciones nerviosas estimuladas.

El dolor inflamatorio se asocia con el daño e inflamación tisular. Favorece la curación al prevenir el contacto y el movimiento.

En el siguiente gráfico se proporciona una descripción general sobre la sistemática de los diferentes tipos de dolor clasificados según la patogénesis:

 

Bibliografía
1Cole BE; Pain Management: Classifying, Understanding, and Treating Pain; Hospital Physician: Junio 2002 (23-30).